Disciplina

Proceso de ayuda a los alumnos. Medidas y sanciones disciplinares.

En el Colegio Manantial buscamos tener procedimientos claros que regulen nuestro clima educativo. A través de ellos, deseamos que cada uno de nuestros alumnos y alumnas tomen conciencia de que para vivir y convivir con los demás es indispensable tener normas que regulen nuestro comportamiento, siendo un eje central el respeto por sí mismo y el respeto por los otros.

Por ello, adherimos a lo que plantea el Reglamento Tipo de Convivencia Escolar (Mineduc), el cual plantea que: “Toda sanción o medida debe tener un carácter claramente formativo para todos los involucrados y para la comunidad en su conjunto. Será impuesta conforme a la gravedad de la conducta, respetando la dignidad de los involucrados, y procurando la mayor protección y reparación del afectado y la formación del responsable”.

Para determinar la gravedad de un hecho y la sanción correspondiente, la Jefa de Formación (junto con el apoyo de los inspectores) es la encargada de aplicar el reglamento de nuestro colegio. En caso de tratarse de una situación de mayor complejidad, se deberá consultar al equipo de gestión, quienes después de investigar los antecedentes tomarán una decisión, considerando siempre la opción de mediación escolar en los casos que corresponda y pensando en el bienestar físico y emocional de nuestros alumnos(as) y de la comunidad escolar en general. A continuación se detallarán las medidas disciplinarias que nuestro colegio establece según la gravedad de la falta:

1.- FALTAS LEVES

  • Se hará una observación verbal y se fijarán metas concretas para que el alumno rectifique su conducta (ésta podrá realizarla cualquier persona que detecte la falta). En caso de reiterarse la falta por tres veces, se dejará constancia en la hoja de vida del libro de clases correspondiente.
  • Los atrasos serán registrados al ingreso al establecimiento. Las sanciones correspondientes del no cumplimiento de esta norma están especificadas en el ítem II, letra e, número 1.
  • Si el alumno completa cinco anotaciones negativas en el libro de clases, deberá firmar una constancia disciplinar, donde se comprometa a revertir dichas conductas.
  • Si el alumno completa 10 anotaciones negativas en su hoja de vida en el libro de clases, será suspendido del establecimiento.
  • Si vuelve a reincidir después de la suspensión tendrá que firmar una carta de compromiso conductual.
  • Los alumnos de prebásica y 1⁰ básico no serán suspendidos. A la décima anotación negativa se citará a los padres, quienes tomarán conocimiento y se comprometerán a apoyar a su hijo para revertir su comportamiento. Deberán enmendar su conducta realizando alguna actividad relacionada con la falta cometida y quedará registro en el libro de clases.

2.- FALTAS GRAVES

  • Se informará inmediatamente al profesor jefe.
  • Entrevista del alumno involucrado con el profesor jefe y jefa de formación.
  • Registro inmediato en el libro de clases.
  • Comunicación al apoderado y citación de éste (profesor jefe y jefa de formación)
  • Se procederá a firmar carta de compromiso, la que se concretará con los padres y alumno presente.

3.- FALTAS MUY GRAVES

  • Se informará inmediatamente al profesor jefe.
  • Entrevista al alumno involucrado con el profesor jefe y jefa de formación.
  • Registro inmediato en el libro de clases.
  • Citación inmediata al apoderado en forma personal con la rectora, profesor jefe y jefa de formación.
  • Conversación con el alumno y sus padres sobre la conducta manifestada y firma de carta de condicionalidad.
  • Los alumnos sancionados recibirán ayuda de la jefa de formación en conjunto con su profesora jefe y coordinadora. Durante este tiempo deben quedar programadas las entrevistas con la jefa de formación para evaluar los progresos manifestados y entregar orientación adecuada, que permita la superación de las conductas negativas.
  • Si el alumno persiste en su conducta, se procederá a la no renovación de matrícula.